Close

91 279 68 94 info@materializagi.es

Blog

Aumenta tu dinero en un dos por tres

En caso de que no lo sepas, se dice que el dinero va a donde haya más dinero implicado. Con base en esto, es pertinente destacar que, siempre que haya fluctuación, aumentar tu capital es una tarea fácil; aún más si ves este recurso como un impulso que te llevará a la meta o el objetivo que desees lograr.

Pues bien, si tienes ganas de aumentar tu capital, entonces este artículo es el indicado para ti, ya que te hemos recopilado unos cuantos consejos bastante útiles para consolidar esa pequeña gran meta. ¿Quieres saber de qué va esto? Entonces, ¡sigue leyendo!

Todos tienen el mismo chance de hacer dinero

A pesar de que puedas creer lo contrario, el entorno sociológico en el que te encuentres (tu profesión, origen, sexo, entre otros) no guarda relación, en absoluto, con el hecho de que consigas o no tu objetivo. Sin embargo, lo que verdaderamente importa es que tengas la intención y el ánimo para ganar más dinero… además de que te dediques a trazar el plan adecuado para lograrlo, por supuesto.

Busca soluciones a los problemas

La mejor manera posible de lograr tu objetivo y hacer que tu dinero aumente es conseguir una necesidad que quieras satisfacer; en este sentido, descubrirás el medio a través del cual llegarás a aumentar tu capital. Para ello es importante que tomes en cuanta que debes resolver un problema, pero uno factible.

Asimismo, esto no significa necesariamente que debas hacerlo con tus propias manos, ya que siempre puedes contratar a alguien más que te ayude con los tecnicismos y particularidades de aquello que te ayudará a ganar dinero

No te guíes solo por los consejos que recibas

A pesar de que tus seres queridos solo buscan y velan porque estés bien, esto no necesariamente significa que te apoyen con cualquier idea; por el contrario, en muchas ocasiones, los amigos y familiares se preguntan qué pasará si fracasas, en vez de lo que podría llegar a suceder si tienes éxito. En este sentido, te aconsejamos que si tienes una idea que puedas volver tangible, no debes dejar que nada (ni nadie) te quite las ganas de hacerla realidad.

Gánate las cosas, no las esperes sentado

Lo peor que puedes hacer es ver el éxito como algo fortuito, o simplemente etiquetarlo como una especie de don o privilegio; por el contrario, debes empezar a verlo como algo inherente al trabajo y desempeño, como algo que mereces si lo buscas, especialmente si lo haces con disciplina, organización y dedicación.

En este sentido, queremos decirte que no debes quedarte sentado esperando a que las oportunidades o los “momentos perfectos” para hacer algo en pro de tu meta lleguen a tu vida, pues, por el contrario, es necesario que los busques. Ahora bien, con esto no queremos decirte que es imposible llegue una oportunidad a tu puerta, pero sí que se trata de algo poco probable.

Ahora, ¿te crees eres capaz de conseguir ese incremento en e capital con el que cuentas actualmente? ¡Déjanos saber qué piensas!

Kristina Gutiérrez Romero

Cinco formas de ganarse la vida diferente

Cinco formas de ganarse la vida diferente

Dicen que quien disfruta de su trabajo no trabaja ningún día de su vida. Es un dicho muy popular y también muy sabio, pues cuando sentimos satisfacción por lo que hacemos, es verdaderamente un plus lucrar con ello. Sea lo que sea que te apasione o disfrutes hacer, existe la manera de ganar dinero con ello. Hoy te diremos cinco ideas estupendas para que emprendas con tu pasatiempo. ¡Toma nota!

  • Cocina y repostería. ¿Se te dan bien las artes culinarias? Podrías emprender un negocio de postres ¡o hasta un servicio de catering! Lo importante es que seas muy bueno preparando los platillos y variando las recetas. Además, para poder comercializar tus productos debes tener muchos documentos en regla, especialmente con el departamento de sanidad. Una vez que prepares todo lo necesario, puedes comenzar a obtener clientes por medio de invitaciones de cortesía a una muestra de tu trabajo.
  • Fotografía/Videografía. ¿Tienes buen ojo para los planos? ¿Sabes de iluminación y composición? Seguramente te encanta ver películas y series, no solo para comentar sus tramas con otros fans, sino porque te gusta aprender acerca del lenguaje audiovisual. Si te ocurre esto, puede que sea buena idea iniciar un negocio en este campo. Puedes programar sesiones fotográficas y hasta realizar videos corporativos, musicales, etc. ¿Te gusta mucho la cinematografía? Rueda algunos cortometrajes y expón tu trabajo en Internet, seguro consigues muchos seguidores y hasta algunos clientes.
  • Idiomas. ¿Sabes más de un idioma porque lo aprendiste desde pequeño o porque tuviste la oportunidad y el placer de estudiarlo? ¡Puedes hacer traducciones! Muchos sitios web necesitan de personas que traduzcan contenidos a otros idiomas. También puedes enseñarlo en escuelas o de forma particular.
  • Manualidades. ¿Eres bueno con los Do It Yourself (hazlo tú mismo)? Te invitamos a que explores tu creatividad y descubras cuál área te gusta más. ¡Podrías llegar a ser orfebre si te lo propones! Todo es cuestión de conocer cuál es tu fuerte y salir de tu zona de confort de vez en cuando.
  • En Internet… Esta fabulosa herramienta ha sido el trampolín que muchos necesitaban para dar a conocer sus talentos. Sea cual sea tu área de estudio, puedes llevar un blog sobre lo que conoces y te gusta. Si haces deporte frecuentemente, podrías compartir tus rutinas con un video-blog en YouTube. Si te gustan los animales, podrías compartir tips y trucos para criar y cuidar de las mascotas. Si te gusta el cine, podrías escribir un blog de reseñas, críticas, etc. Las opciones son infinitas y lo mejor es que puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa. Ahora bien, ¿cómo ganarías dinero con ello? Con Google AdSense puedes monetizar tu blog. Investiga cómo hacerlo ¡y únete a la red de blogueros hoy mismo!

¿Te sientes identificado con alguno de estos hobbys? Recuerda que lo importante es que te sientas a gusto con lo que haces y que saques el mejor provecho de ello. Esperamos que estas ideas te hayan servido de inspiración para encontrar cuál es ese pasatiempo que podría cambiarte la vida. ¡Te deseamos mucho éxito en tus proyectos! y te recordamos que estamos para hacer realidad tus sueños de financiacion. Si quieres una Hipoteca no dudes en consultarnos. 

Andreina Gutiérrez Romero

 

¿Caíste en bancarrota? ¡Descubre cómo recuperarte!

¿Caíste en bancarrota? ¡Descubre cómo recuperarte!

Caer en quiebra es algo que no se le desea a nadie, pero a cualquiera podría pasarle alguna vez. Y aunque es una situación desesperante, existen maneras de sobrellevarla sin perder el control. Esperamos que nunca tengas que pasar por ello, pero si llegase a ser el caso, hoy te diremos cómo puedes recuperarte. ¡Toma nota!

  • No es el fin del mundo. Es bastante difícil estar quebrado, sí, pero aquí no termina la vida. En vez de lamentarte, puedes tomar una actitud diferente y pensar que puede ser un nuevo inicio. Asumirlo y actuar en función de repararlo es lo primero que debes hacer, lo demás solo te hará perder tiempo.
  • No abras otra línea de crédito enseguida. Es probable que recibas ofertas para adquirir tarjetas o líneas de crédito, pero no debes caer en la tentación. Justo después de declararte en bancarrota no estás en las mejores condiciones financieras, de hecho estás en la peor de todas, por lo que no necesitas más problemas por los momentos. ¿Es el fin de tus créditos? No, pero durante tu proceso de restablecimiento económico, sí.
  • Aprende de finanzas. Quizá el motivo que te arrastró a la quiebra no haya sido algo que pudiste controlar. Probablemente, hayas caído en paro por mucho tiempo o tuviste alguna emergencia médica que te hizo gastar todo lo que tenías. Sea cual sea tu caso, nunca está de más aprender a administrar tu dinero, especialmente, si tu situación de declive económico se debe a que no pudiste controlar tus impulsos al comprar. En ese caso, un seminario de finanzas te sentará muy bien.
  • Otra alternativa de tarjetas de crédito. Sí, perder tus tarjetas es doloroso y sientes que nunca más podrás obtener lo que quieres, pero es una manera de comenzar de cero. Hasta que no estés al día con los acreedores, una opción que puede sacarte de apuros es conseguir una tarjeta de crédito de alguna tienda departamental, así solo podrás utilizarla para obtener productos de ese establecimiento. Pensarás que no hace la diferencia, pero sí y bastante; si estás limitado a comprar en un solo sitio, es más factible que lleves únicamente lo que necesitas.
  • Busca opciones más económicas. Te liquidaron tus bienes y sientes que se te va la vida con ellos. No desesperes, son puras cosas materiales que puedes recuperar más adelante. Si lo necesitas ahora, puedes adquirir un préstamo para comprar un vehículo de segunda mano. Eso sí, siempre y cuando puedas permitirte los pagos; solo así podrás reconstruir tu crédito.
  • Aprende la lección. No tiene sentido que atravieses esta situación sin haber entendido que necesitas poner en orden tus finanzas. Al restablecer tu crédito (con cualquiera de las opciones que indicamos en los puntos 4 y 5), debes ser muy cuidadoso con cumplir con el pago de las cuotas dentro de las fechas de corte. Un solo día de retraso y se caerá tu credibilidad nuevamente, lo que te cerrará más puertas cada vez. No juegues con tu suerte dos veces o podrías terminar sin opciones.

Finalmente, recuerda que esta difícil situación puede ser un llamado de alerta a como venías llevando tus finanzas. Sabemos que a veces puede llegar a ser muy difícil, pero nada es imposible cuando se hace lo correcto. Si necesitas más ayuda no dudes en contactarnos.  Agota tus posibilidades y sal de este apuro pronto. ¡Ánimo y mucho éxito con las cuotas!

Andreina Gutiérrez Romero

 

¿Qué es el street marketing y cómo lo llevo a cabo?

¿Qué es el street marketing y cómo lo llevo a cabo?

El marketing de calle es una estrategia publicitaria que se utiliza con el fin de llevar un mensaje a un cliente potencial directamente a las puertas de su casa u oficina. Las ventajas de este tipo de marketing se resumen en que puedes llegar al nicho de clientes en particular que deseas atraer, es considerablemente más económico que la publicidad tradicional, produce mayor impacto y recordación  y puedes ser aún mucho más creativo.

Si quieres saber cómo puedes llevar a cabo una estrategia de street marketing, no dejes de leer esta nota puesto que te puede ser muy útil.

Busca resaltar

Las personas se encuentran expuestas a un bombardeo de publicidad constantemente, es pr esto que debes intentar destacar entre todos los anuncios que existan. Para ello, es importante que definas bien el público meta al que quieres llegar (esto o puedes determinar fácilmente basándote en la necesidad que tu servicio o producto satisfaces). Una vez planteado el grupo al cual va dirigido tu mensaje, debes distribuir panfletos, volantes o folletos en puntos clave y relevantes, piensa como si fueras el cliente; ¿a dónde te dirigirías si te gustan los deportes, el arte, o lo que sea que vas a promocionar?

La venta inicia por los ojos

La vista es el sentido más importante para la publicidad porque, aunque no lo creas, los productos con empaques atractivos tienen mayor posibilidad de ser comprados que aquellos que no cuentan con uno. Esto se debe a que si algo llama tu atención, tu instinto será conocer más sobre ello; por lo tanto, busca crear un empaque atractivo y aplicarlo también a las muestras gratis que repartas, así harás que tu producto sea recordado y comprado.

En este aspecto, no dudes en pedir ayuda, recuerda que existen muchos profesionales del diseño que pueden materializar el concepto que quieres aplicar al empaque de tu producto. Esta es una de las mejores inversiones que puedes realizar en tu vida empresarial.

Consigue un buen equipo y no lo dejes ir

Este tipo de estrategia de marketing es bastante libre, puesto que no va direccionada a través de medios de comunicación masivo; sin embargo, esto no quiere decir que puedas dejar de filtrar una que otra idea.  Para ello, es ideal que contrates a publicistas especializados en el street marketing, quienes te pueden guiar en este proceso. Recuerda que ellos saben qué tiene más impacto y cómo llegar a los clientes de la manera menos invasiva posible.

Rehúsate a hace “más de lo mismo”

Esto pede sonar un poco contradictorio, pero, muchas veces los publicistas pueden proponerte ideas que no sean más que refritos publicitarios, por lo que es muy importante que intentes ser irreverente en las reuniones que pautes con ellos. Con esto no queremos decir que no tomes en cuenta la palabra de los profesionales, sino que les expongas ideas que sean pensadas “fuera de la caja”. Con este tipo de propuestas, es faclible que los publicistas te guíen para desarrollar una campaña de calle de la manera más óptima y original… pero nunca dejes de lado sus opiniones, recuerda que ellos estudiaron para esto. Si necesitas un préstamo para emprendedor contáctenos y hablemos de su caso. 

Kristina Gutiérrez Romero

Cómo administrar tu dinero cuando consigues tu primer empleo

Cómo administrar tu dinero cuando consigues tu primer empleo

Luego de vivir toda una vida siendo mantenido por tus padres o tutores, es muy difícil adaptarse al “mundo real”, pero tarde o temprano a todos nos toca hacerlo. Encontrar tu primer empleo es parte de ello, y aunque es un primer logro, con esto vienen también muchas equivocaciones. Es por esto que hemos preparado para ti una serie de consejos que te ayudarán a prevenirlo. Y si bien nadie aprende de experiencia ajena, te serán de mucha ayuda si los aplicas a tiempo. ¡Toma nota!

Ahorra todo lo que puedas. El dinero que fácil viene, fácil se va. Cuando trabajas duro, es casi una locura despilfarrarlo como si no hubiese costado conseguirlo. Para evitar cometer imprudencias, desde el primer mes puedes planificar un presupuesto en el que separes parte de tu sueldo para ahorrarlo. ¿Con qué fin? Si aún no lo sabes, lo determinarás más adelante, pero es imprescindible que lo hagas desde tu primer cheque para crear el hábito.

Deja los gustos para las ocasiones especiales. Sí, apenas giren y recibas el primer pago tu vida cambiará. Sentirás que eres el dueño del mundo y que tienes toda la libertad de gastar tu dinero como mejor prefieras. Y lo peor de todo es que es cierto: tienes la potestad de hacerlo. No obstante, está en tus manos decidir si empezar con el pie derecho o no. Podrás darte gustos siempre que estés consciente de que es un buen momento y que realmente lo necesitas y mereces. De resto, enfócate primero en tus responsabilidades.

Pon a raya tu tarjeta de crédito. Si el banco te ofrece una tarjeta de crédito (que es lo más probable al ingresar en una nómina), sé cuidadoso con el uso que le des. Es recomendable utilizarla regularmente para que el límite vaya aumentando, sin embargo, ten cuidado de no saltarte las fechas de pago. Una vez que te retrases, iniciarás una mala reputación crediticia y te aseguramos que lo lamentarás al necesitar un historial digno de recomendación para un crédito o préstamo personal más adelante.

Planifica tu retiro. Lo verás como algo extremadamente pronto, pero nunca como una mala idea. Si haces un plan de vida de quince o veinte años, podrías prevenir varios obstáculos en el camino. El ahorro forma parte de esto, pues en unos años querrás mejorar drásticamente tu calidad de vida y si no cuentas con fondos para lograrlo, será cada vez más y más difícil. En tus veinte puede no preocuparte mucho, pero unas décadas después te pesará no haber sido más precavido.

Piensa en emprender. La mayoría de los jóvenes sueña con tener su propio negocio, pero no todos cumplen esa meta por no estar enfocados en alcanzarla. Al ser tu primer empleo, tienes toda la vida por delante para saber qué quieres hacer con ella, pero el tiempo igual corre. Es por esto que mientras antes lo decidas, mejor. Puedes inspirarte en muchas personas que hayan tenido éxito, pero solo tú encontrarás cuál puede ser esa idea que le dé un giro a tu vida.

Sabemos que no es tan fácil como suena, pero te aseguramos que si eres disciplinado con esto, te irá mejor. Muchos jóvenes se equivocan al iniciar en el campo laboral, y es válido y de lo más normal, pero hubieran sin duda preferido que alguien les aconsejara cómo no hacerlo antes de tiempo. Sé lo más precavido que puedas para no fallar tan seguido, tu yo del futuro te lo agradecerá.

Andreina Gutiérrez Romero

Cómo administrar tus recursos mientras estás de paro

Cómo administrar tus recursos mientras estás de paro

Quedarse sin trabajo no es el fin del mundo, aunque en el momento lo parezca.  Si estás atravesando por un periodo de paro o pronto lo estarás, toma nota de lo siguiente y aprende a sacar el mejor provecho de tus recursos mientras te reenganchas en el campo laboral.

  • Saca tu tarjeta de paro. Una vez que finalices la prestación de tus servicios en una empresa, tienes quince días hábiles para solicitar tu tarjeta de paro. Si es la primera vez que pides las prestaciones por desempleo, tienes que pedir la cita por teléfono o por Internet, pero es necesario que sea dentro del tiempo estipulado para que no pierdas la cotización de ningún día. También es importante que dentro de la documentación incluyas la carta que expide la empresa, pues sin ella no puedes proceder. Algunas empresas la envían directamente al  SEPE (antiguo INEM), pero si no es el caso debes llevarla tú personalmente.
  • Haz buen uso de tus ahorros. Suponiendo que tomaste previsiones pensando en que algún día podrías quedarte sin trabajo, tus ahorros serán tu verdadero colchón económico mientras reanudas tu rutina laboral en otro sitio. En este punto, es importante que los utilices para salir de deudas, pagar los servicios y mensualidades, y en nada más que no sea importante o urgente.
  • Mueve tu red de contactos. Empieza a buscar trabajo en todo sitio que sea relacionado con tu área. Tus compañeros de clases o de trabajos anteriores pueden serte de gran ayuda si colaboran ingresando tu currículo en las empresas donde trabajan.
  • Reduce los gastos innecesarios. Es momento de hacer a un lado los lujos, más adelante podrás retomar esos pequeños placeres. En este momento es importante que establezcas prioridades y prescindas de aquello que es más un gusto que una necesidad. En el hogar, puedes cancelar la suscripción a la televisión por cable o a las revistas. También puedes dejar de comer fuera de casa y preparar tú mismo la comida de toda la semana.
  • Vende algunas cosas. Una venta de garaje es de gran ayuda no solo para hacer espacio y salir de todo lo que ya no utilizamos, sino por el ingreso extra que brinda. En ella puedes vender desde muebles hasta coleccionables. Te sorprenderás de la cantidad de personas que viven a la caza de artículos vintage o de segunda mano, por lo que tus opciones para vender tus cosas serán muchísimas. Si no tienes la posibilidad de hacer un flea market físico, existe la opción de vender por Internet, sea en Ebay (o en otros sitios de este estilo) o en Instagram, donde existe una pronunciada red de garajes virtuales.

No importa la razón por la que hayas entrado en paro laboral, lo importante es saber que es una situación temporal, por lo que puedes aprovechar todo el tiempo libre que tienes para descubrir qué es lo que más te apasiona. Recuerda no dejar de pagar tus obligaciones como tu hipoteca¡Mucho ánimo! 

Andreina Gutiérrez Romero

La importancia de los comprobantes de pago

La importancia de los comprobantes de pago

Muchas veces recibimos las facturas o comprobantes de pago por alguna compra y le restamos importancia, a tal punto que las botamos en cuanto tengamos la oportunidad o, sencillamente, se nos pierde en algún punto del camino a casa. Sin embargo, lo que no sabemos es que ese recibo podría salvarnos de grandes dudas en un futuro. Y es que, cuando de finanzas se trata, los comprobantes de pago juegan un papel importante, pues, son el respaldo que tenemos a la mano cuando deseamos verificar nuestros gastos mensuales, especialmente los que hemos realizado con efectivo.

Si quieres aprender a mantener en orden estos importantes recibos, entonces no dejes de leer este artículo en el que, a continuación, te enseñamos a cómo mantenerlos en orden con el propósito de no pasar por alto ninguno de tus egresos.

Define categorías y subcategorías

Lo primero que debes hacer es definir las categorías y las subcategorías bajo las cuales puedes clasificar tus facturas de pago; por ejemplo, algunas categorías podrían ser: alimentación, servicios públicos, transporte, entretenimiento, ente otros. Ahora bien, algunas de las subcategorías que podrías definir en la categoría de servicios públicos son: agua, electricidad o gas, aseo urbano, condominio, entre otros. Lo importante es que cada una de estas categorías se correspondan entre sí y tengan relación a aquellas de las cuales se desprenden.

Archiva cada categoría principal por separado

Una vez que sepas cuántas categorías puedes crear, es importante que las separes por sobres o carpetas, pues, de este modo lograrás mantenerlas juntas y tu proceso de búsqueda o verificación de gastos será más sencillo de llevar a cabo. En el caso de las categorías, es aconsejable hacer uso de separadores o marcadores como post-it, colores llamativos, entre otros.

Ordena tus facturas en orden cronológico

Una vez que tengas dónde resguardar tus facturas, es necesario que las ordenes de forma cronológica; bien sea en orden ascendiente o descendiente, dependiendo de tu preferencia. De este modo, podrás ubicar con aún mayor facilidad el comprobante de pago que requieras en el momento, de manera similar a como utilizarías un diccionario o un directorio telefónico.

Haz que tus recibos tengan el mismo tamaño

En aras de facilitar tu registro y, posteriormente, tu búsqueda, te recomendamos que pegues tus recibos en hojas de un mismo tamaño. Una manera práctica de lograr este objetivo es pegarlos o engraparlos en hojas blancas )o de reciclaje, si eres eco friendly). En caso de que algunos recibos sean muy pequeños, se recomienda pegar varias facturas en una misma hoja, pero siempre en orden cronológico. De este modo, además de ahorrar papel, evitarás que tus carpetas o sobres de cada categoría sean extremadamente abultados.

Deshazte de los recibos viejos

Finalmente, si no deseas acumular hojas en lo absoluto, te invitamos a realizar una “limpieza” fiscal cada vez que finalice un año. Es altamente recomendable hacerlo tras el pago de los impuestos, debido a que para ese entonces ya no necesitarás cada recibo que tengas como certificación de egresos. Aunado a esto, despejas espacio para los comprobantes del año en curso. Esperamos que con estos consejos puedas darle la importancia que se merecen tus facturas de pago, asimismo, que las organices en pro de tu control financiero. SI necesitas más información, no dudes en consultarnos y que podamos hablar de tu hipoteca o cualquier servicio adicional que necesites. 

Kristina Gutiérrez Romero

Aprende a pagar tus cuentas en línea

Aprende a pagar tus cuentas en línea

La tecnología avanza y con ella avanza el mundo, así que si eres de aquellas personas tradicionales que no realizan los pagos en línea, pero quieres darles una oportunidad, entonces hoy es tu día de suerte.

A continuación, te enseñaremos los pasos que debes seguir para poder pagar tus cuentas de manera online, así que no dejes de leer este interesante artículo.

Verifica que el servicio que desees cancelar permita pagos en línea

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el servicio que quieras cancelar tenga la opción de pagos online, de lo contrario, el único modo en el que podrás cancelarlo vía internet es realizando una transferencia bancaria desde tu cuenta personal a su cuenta corporativa.

Igualmente, debes comprobar que los pagos en línea estén asociados a la entidad bancaria en la cual tienes tu cuenta financiera, de lo contrario, no podrás realizar el pago online.

Cerciórate de que tu entidad bancaria te permita domiciliar los pagos

En cuanto a algunos servicios que permitan domiciliar sus pagos, es necesario que verifiques si son compatibles con el banco en el que tienes la cuenta a descontar el dinero. De lo contrario, tendrás que cancelar de otro modo. En caso de que si haya compatibilidad entre el banco y la empresa que ofrece los servicios que quieras pagar, es necesario que registres a la compañía en la base de datos de pagos domiciliados tu cuenta bancaria.

Domicilia todos los pagos que quieras

Una vez que confirmes que el servicio que deseas cancelar puede ser domiciliado a tu cuenta bancaria, es el momento de formalizar el registro. Solo debes vaciar información de la empresa como su nombre legal, así como el código de tu vínculo con ella: un número de teléfono, si se trata de una compañía telefónica; el código de satélite, si se trata de una compañía de televisión por cable; entre otros.

Programa los diversos pagos que desees realizar

Una vez domiciliadas las empresas que ofrecen los servicios que quieres pagar de manera online, es necesario que programes las fechas y horas en las que deseas que se realice el pago de los mismos (en el caso de que estos no vengan preestablecidos). Si se trata de servicios de un costo mensual fijo (plan de telefonía, renta de internet, entre otros), es recomendable pagarlo siempre antes de la fecha de pago, de modo tal que se pueda evitar el corte de suministro del servicio.

Descarga el comprobante de pago

Finalmente, tal y como harías con los pagos en taquilla, debes descargar el comprobante de pago que genere la entidad bancaria mediante la cual canceles el servicio, de este modo, podrás imprimirla y archivarla en tu registro de pagos, o bien podrías resguardarla de manera digital en tu ordenador o en algún coreo o nube de información.

Esperamos que te atrevas a avanzar junto a la tecnología, y que con estos sencillos pasos puedas realizar tus pagos de manera más práctica y rápida, desde la comodidad de tu hogar u oficina. En caso de que necesites nuestros servicios de Prestamos personales al mejor interes, no dudes en contactarnos. 

Kristina Gutiérrez Romero

Cómo evitar que el dinero se escape de nuestras manos

Cómo evitar que el dinero se escape de nuestras manos

Prácticamente es una ley irrefutable el hecho de que el dinero se van tan o más rápido de nuestros bolsillos del tiempo que demora en entrar a ellos. Así que si te sientes identificado con esta situación, no te preocupes: no eres el único. Sin embargo, afortunadamente existen soluciones a estos pequeños pero dolorosos problemas financieros, y el día de hoy te hablaremos de algunos de ellos. Así que no dejes de leer este artículo porque, a continuación, te traemos tres soluciones al despilfarro económico.

Mantén el interés en ahorrar con un incentivo mensual

Al igual que ocurre cuando haces alguna dieta alimenticia, cuando ahorras puedes engañar a tu sistema con una especia de cheat meal. Y es que cuando se trata de finanzas, un gran incentivo es ver granes sumas de dinero en tu cuenta bancaria, actuando como un colchón en el que Puedas refugiarte ante cualquier vicisitud; sin embargo, no hay mejor incentivo que salir a entretenerte o darte un gusto cada cierto tiempo.

En términos más específicos, la idea es sentir un poco de liberación ante tantas cohibiciones; por ejemplo, si decides dejar de acudir a la peluquería para ahorrar más dinero, a final de mes puedes comprarte un delicioso postre o ir al cine como recompensa, actividades con las que podrás distraerte de las limitantes a las que te autosometiste.

Inicia un plan de ahorro a mediano o largo plazo

Ahora bien, si tienes una meta clara y definida, lo más lógico es que actúes conforme a ella durante todo el tiempo; esto quiere decir que este objetivo debe guiar tus acciones financieras desde el momento que asumas esa responsabilidad. Una buena manera de cumplir con este objetivo es filiándote a un plan de ahorro, preferentemente de mediano o largo plazo.

Con este plan de ahorro, no solo podrás mantener a salvo tu dinero en e banco, mientras absorbes intereses y comisiones generadas por la cantidad que apartes para tu objetivo, sino que, además, podrás estar seguro de que no tendrás acceso a él bajo ninguna circunstancia hasta que termine el plazo al cual lo sometiste. De este modo, asegurarás un ahorro específico.

Encentra sustitutos que puedan satisfacer tus deseos y necesidades

Finalmente, te aconsejamos acudir a la sustitución como método de ahorro. Y es que cuando consigues un producto o servicio de igual o similar calidad, pero a un costo inferior, lo ideal es que aproveches esta oportunidad para no dejar a un lado tus gustos o necesidades y ahorrar al mismo tiempo. En este sentido, ir al gimnasio puede reemplazarse por realizar ejercicios en casa o al aire libre, cocinar con productos importados no confiere a resultados superiores que hacerlo con productos genéricos, entre otros.

Esperamos que estas tres opciones te den más ideas a la hora de evitar que el dinero se esfume de tus manos de manera rápida; sin embargo, te recordamos que todo esto debe ir de la mano con la buena disposición de tu parte de consolidar esta meta, así que recuerda conservar tu fuerza de voluntad siempre en alto.

Kristina Gutiérrez Romero

Mejora tu historial de crédito

Mejora tu historial crédito, aun después de un tropiezo

Tras declararse en bancarrota, una persona podría pensar que es imposible recuperar su historial crediticio, sin embargo, esto no tiene que convertirse en una realidad para todos los casos, pues, existen algunas maneras de reconstruir este historial.

A continuación, te hablaremos un poco sobre cómo alcanzar un estatus de estabilidad en tus finanzas que te funcionará tanto después de la bancarrota, como en situaciones en las que sencillamente quieras tener un mejor historial crediticio, así que no dejes de leer este artículo.

Abre cuentas bancarias

Indiferentemente de si optas por cuentas monetarias o cuentas de ahorro, es importante que abras alguna cuenta bancaria que pueda reflejar tus ingresos, de modo tal que sirva como prueba de tu relación de gastos a la hora de optar por algún crédito.

Para ello es necesario revisar y comparar las tasas de interés de las entidades bancarias, preferiblemente aquellas sedes cercanas a tu hogar u oficina, en busca de la que te aporte mejores beneficios. Además de esto, es fundamental considerar los servicios que realmente necesitas y cuál banco se adapta a tu lista, de este modo no te verás abrumado por ventajas a las que no le sacarás provecho que, además, podrían inferir en una reducción de intereses.

Cambia tu tarjeta de crédito tradicional por una con garantía

Las tarjetas de crédito con garantía, fungen a su vez como una especie de tarjeta de débito, esto se debe a que para hacer uso de ellas, es necesario recargarle cierto monto que respalde los gastos a los que pudieras incurrir. Esta acción no solo te permitirá controlar tus gastos, sino que, además, será una buena referencia para los bancos y las oficinas de crédito que analizarán tu historial crediticio. Sin embargo, si te encuentras saliendo de la bancarrota, debes saber que algunas entidades financieras esperan al menos un año para hacer entrega de este tipo de tarjetas de crédito a sus clientes, por lo que, si este es tu caso, esta opción te servirá a mediano plazo.

Opta por tarjetas de crédito de tipo comerciales o para la gasolinera

Tras conseguir una tarjeta de crédito con garantía, lo óptimo sería conseguir también una tarjeta de crédito comercial o una tarjeta de crédito de una gasolinera; esto te beneficiará en tanto realices consumos frecuentes en este tipo de entidades, debido a que tu relación de gastos puede ser enviada a las oficinas de crédito, quienes observarán que eres responsable con tus gastos.

De igual modo, es inherente señalar que debes ser responsable con tu facturación, por lo que te recomendamos altamente que no caigas en cuotas iniciales exorbitantes. De igual modo, este tipo de tarjetas (especialmente las de gasolineras) evitarán que incurras en locuras como comprar media tienda, debido a que se destinan a gastos realmente puntuales.

No te atrases con tus pagos mensuales

Aunque no es necesario recalcarlo, es importante dejar claro que la mejor manera de recuperar o mejorar tu récord crediticio es pagando tus préstamos personales o cualquier otro gasto a tiempo; y no solo se trata de las cuotas de pago de las tarjeta de crédito, sino que también hace referencia a los recibos de cualquier índole.

Esperamos que con estos consejos puedas comenzar a mejorar tu historial crediticio y, así, recuperar la confianza de las entidades bancarias, o mejorar tu situación ante ellas.

Kristina Gutiérrez Romero

¿Quieres financiacion? Contáctenos y hablemos de su caso. 91 279 68 94
MATERIALIZA Gestiones e inversiones 91 279 68 94
Un asesor pronto le estará contactando para hablar de su financiación.